fbpx
bargasol

Bargasol, el alto oleico de los grandes chefs, ahora también para cocinar en casa

Era uno de los grandes secretos de los cocineros profesionales, el aceite vegetal alto oleico Bargasol, un 100% girasol con un 81% de ácido oléico, que es el máximo que se puede obtener en un aceite de girasol, y compuesto por ácidos grasos monoinsaturados. Propiedades y características que convierten a este aceite en el ideal para freír, porque soporta las altas temperaturas sin producir tóxicos ni alterar sus cualidades, y porque por su sabor neutro, se convierte en gran aliado de numerosas recetas. Es un aceite, además, que produce menos humos y olores, y dura mucho más si se reutiliza en las freidoras.  

 

Hasta ahora, Olis Bargalló solo ofrecía Bargasol en formato profesional para el cliente de horeca (restaurantes), pero ahora, este 2021, la firma ha decidido ponerlo al alcance de todos los cocineros y cocineras amateurs, lanzando Bargasol en formato de 2 l. Un envase práctico y cómodo para el día a día, que puede adquirirse en supermercados y grandes superficies (poco a poco se introducirá en más cadenas), así como en la store de Olis Bargalló en Amazon. 

 

El más parecido al aceite de oliva

 

Bargasol es un aceite de girasol (no contiene aceite de palma) que por sus características es el más parecido al aceite de oliva, especialmente por sus ácidos grasos y alto oleico omega 9, a diferencia del aceite de girasol convencional que es rico en omega 6. Esta diferencia garantiza una mejor conservación. Además, el aceite Bargasol está compuesto por ácidos grasos monoinsaturados, lo que le permite resistir mejor la fritura a altas temperaturas (su punto de humo es de 220ºC), mucho mejor que otros aceites de composición con grasas poliinsaturadas.

  

Por su calidad, además, Bargasol garantiza que el proceso de freír no será un proceso muy caro, si se realiza correctamente. La buena materia prima es esencial para optimizar el proceso. Y aunque el aceite de oliva virgen extra está comprobado que es el más saludable para las frituras, con Bargasol se consiguen todos los beneficios, a un precio más ajustado. Además, es perfecto para aquellos que no quieren que el aceite aporte sabor a sus platos, pues su sabor es mucho más neutro que un aceite de oliva.