fbpx
aceite de oliva virgen extra salud

Diez motivos (saludables) por los que querrás tomar aceite de oliva virgen extra

De todos es conocido y sabido que el aceite de oliva virgen extra es uno de los alimentos de la dieta mediterránea más saludables. Es por ello que, seguramente, no será necesario que te demos excusas para que lo elijas, pero nunca está de más darte más motivos (y además, saludables) por los que querrás siempre elegir y tomar aceite de oliva virgen extra (AOVE).

Y es que, ahora más que nunca sabemos que tenemos que cuidarnos, que nuestra salud es lo más importante, por ello, que una buena alimentación y la ingesta de los alimentos más saludables y funcionales es la mejor opción. 

Aquí van los diez motivos que hemos elegido en Olis Bargalló, aunque seguro que hay muchos más, para que te reafirmes en la idea de que la mejor opción es siempre la de elegir un aceite de oliva virgen extra. 

    1. El AOVE es bueno para el cerebro, especialmente para los mayores. Según una investigación realizada por el Consejo Nacional de Investigación de Italia (CNR) y la Universidad de la Tuscia, un componente del aceite de oliva virgen extra, el hidroxitirosol, juega un importante papel neuronal antienvejecimiento «in vivo», reportando efectos beneficios, especialmente en las personas mayores. Los resultados de este estudio han sido publicados en «Faseb Journal».
    2. El AOVE mejora nuestra esperanza de vida. Sí, es un auténtico elixir de la vida, como ya te contamos en este mismo blog. Pero esuna idea avalada por científicos. De hecho, un equipo de investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Minnesota (Estados Unidos), ha descubierto recientemente que el aceite de oliva virgen extra podría ser clave para mejorar la esperanza de vida y mitigar las enfermedades relacionadas con el envejecimiento, según un estudio publicado recientemente en Molecular Cell.
    3. El AOVE mantiene sus propiedades saludables cuando se usa para cocinar.  Una investigación ha constatado que el AOVE mantiene los niveles de antioxidantes considerados saludables cuando se utiliza en la cocina, por ejemplo, para saltear. 
    4. La Dieta Mediterránea rica en AOVE puede ayudar a preservar la función cognitiva. Según un análisis reciente de los datos de dos estudios sobre enfermedades oculares, la adherencia a la Dieta Mediterránea, rica en verduras, granos integrales, pescado y aceite de oliva virgen extra, se correlaciona con una mayor función cognitiva, por lo que los factores dietéticos también parecen desempeñar un papel en la disminución del deterioro cognitivo.
    5. El consumo de AOVE ayuda a que los pacientes con fibromialgia reduzcan el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Así lo han concluido los investigadores de las universidades de Jaén y Granada. Una de sus investigaciones ha demostrado que el consumo de aceite de oliva tiene propiedades antitrombóticas y antiinflamatorias en pacientes con fibromilagia, mejorando los valores de varios marcadores de riesgo cardiovascular. 
    6. Los beneficios de la Dieta Mediterránea rica en AOVE en el embarazo Endocrinólogos del Hospital Clínico San Carlos han demostrado que seguir una Dieta Mediterránea enriquecida con aceite de oliva virgen extra y pistachos durante el embarazo mejora la salud de las gestantes y de los niños en sus dos primeros años de vida, reduciendo el riesgo de ingresos hospitalarios hasta en un 25%, según el estudio realizado sobre más de 700 niños y publicado en la revista científica Journal of Clinical Medicine.
    7. El AOVE y la prevención del cáncer colorrectal. Una investigación realizada por científicos  del Departamento de Ciencias de la Salud de la Universidad de Jaén (UJA) y del Centro de Estudios Avanzados en Olivar y Aceite de Oliva de la UJA ha demostrado que las dietas altas en grasa de aceite de oliva virgen extra causan un cambio en la flora bacteriana intestinal que se relaciona con la prevención del cáncer colorrectal.
    8. El AOVE ayuda a los atletas de alto rendimiento. Un estudio nacional liderado por investigadores del Campus de Soria de la Universidad de Valladolid (UVa) sugiere que determinados alimentos como el aceite de oliva contribuirían a evitar situaciones de riesgo para los atletas en pruebas tan exigentes como un maratón.
    9. El aceite de oliva virgen extra picual sin filtrar tiene efectos antihipertensivos. Una investigación publicada en Clinical Nutrition, llevada a cabo por el grupo de Antioxidantes de la Estación Experimental del Zaidín (EEZ-CSIC) de Granada en colaboración con investigadores de la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona (URV), concluye que el aceite de oliva virgen (sin filtrar) de la variedad picual contiene péptidos naturales (fragmentos de proteínas) con efecto antihipertensivo.
    10. Consumir AOVE ayuda a reducir el riesgo de padecer un accidente cardiovascular. El consumo diario de aceite de oliva virgen extra puede reducir significativamente la presión arterial, un factor de riesgo clave para las enfermedades cardiovasculares, según un estudio dirigido por la Universidad La Trobe (Australia).